Es quizás la más desconocida de las capitales del País Vasco, a pesar de ser el centro político de la Comunidad Autónoma. VITORIA- GASTEIZ conserva muy bien su centro medieval; en la actualidad tiene 250000 habitantes y es conocida como CAPITAL VERDE por el gran número de parques y espacios verdes que rodean su casco histórico.

LOS ORÍGENES DE VITORIA

Gasteiz es el nombre del poblado antiguo, anterior a la fundación de la medieval Vitoria. Se han encontrado sus restos en los cimientos de la Catedral de Santa María.

La actual Vitoria fue fundada en 1181 por el rey Sancho VI de Navarra, que la llamó Nueva Victoria; poco después pasó formar parte del Reino de Castilla.

El centro histórico conserva su trazado medieval, lo llaman la almendra, por tener la forma de este fruto seco. Como muchas otras ciudades medievales su punto de referencia es la iglesia principal, las calles se disponen de manera concéntrica alrededor de ésta.

Muchas de estas calles estaban ocupadas por los diversos gremios de artesanos; sus nombres son reflejo de este pasado:  Cuchillería, Pintorería, Zapatería, Herrería.

El gremio es la asociación de personas de una misma profesión.  El artesano es la persona que realiza una actividad mecánica o manual: panaderos, carpinteros, herreros…, eran profesiones cuyos trabajadores se asociaban en gremios que ponían reglas a su actividad.

Si quieres saber cómo era España en la época en la que se fundó la ciudad de Vitoria pincha aquí.

PLAZAS DE VITORIA

En la  Plaza del Machete, en el ábside de la Iglesia de san Miguel, se puede ver la reproducción del machete bajo el que juraban los procuradores que llegaban a la ciudad. En este juramento les quedaba claro que más les valía cumplir con sus deberes sin corrupción; ésta era la idea: “si no haces las cosas bien te cortamos la cabeza con este machete”,  nunca se llegó a utilizar…

Un machete es un arma blanca, como un cuchillo grande. 

La Plaza de la Burulleria (los burulleros eran tejedores) es de creación relativamente moderna; sin embargo en ella encontramos algunos de los edificios más antiguos de la ciudad como la Catedral de Santa María o la Torre de los Hurtado de Anda.

En Vitoria se combina siempre lo histórico con lo moderno; en la parte vieja hay unas escaleras mecánicas para hacer más fácil las subidas y bajadas. 

 

Otro aliciente en Vitoria es el recorrido por los modernos y coloridos murales que han realizado diferentes artistas por toda la ciudad.  En la Burullería tenemos uno llamado “El hilo del tiempo”.

La Iglesia de San Miguel preside la Plaza de la Virgen Blanca,  sin duda una de las plazas más espectaculares del norte de España. Se la conocía también como Plaza Vieja, era lugar de mercado en épocas medievales. Sus casas acristaladas son muy características de todo el norte, pues facilitan la luminosidad en los días más oscuros. En el centro un gran monumento conmemora la batalla de Vitoria en la que los españoles derrotaron a los franceses de José Bonaparte, hermano de Napoleón.

CATEDRALES E IGLESIAS

La Catedral de Santa María, comenzada en el siglo XIII, fue en origen una iglesia convertida después en Colegiata en el siglo XVI. No tuvo la categoría de Catedral hasta el siglo XIX.

Desde el principio tuvo problemas estructurales por lo que ha estado en constante restauración, la última, terminada hace poco, duró años. Los vitorianos tuvieron la buena idea de no cerrarla durante las obras. Todo lo contrario: organizaron visitas guiadas para ver todo el proceso con el título “abierto por obras”; todavía se puede ver bien cómo han trabajado para consolidarla: desde la visita a los cimientos, pasando por la planta central hasta la subida a la torre, vamos viendo toda su historia arquitectónica. Los elementos modernos se integran perfectamente con los antiguos. Todo esto la ha convertido en una catedral mediática, ya fue mencionada por el escritor Victor Hugo cuando estuvo de paso por la ciudad; y también por el autor de la novela histórica  “Los Pilares de la Tierra”, Ken Follet, al que dedicaron una estatua junto a una de las entradas.

A finales del XIX Santa María estaba en muy malas condiciones por lo que decidieron construir una nueva en estilo neogótico, la Catedral de La Inmaculada, rodeada por un parque en el que hay una extraña escultura de un cocodrilo con manos humanas.

Otras iglesias interesantes son la de San Pedro o la de San Vicente, cuya visita a la torre y bóveda es fascinante; en la de San Miguel,  en la Plaza de la Virgen, está la Virgen Blanca, la patrona de la ciudad; tiene en su altar mayor  un retablo de Gregorio Fernández, uno de los escultores más famosos del Barroco español.

RINCONES Y BARES DE VITORIA

Caminando por la ciudad  nos encontraremos con otras plazas como la Plaza Nueva, edificios interesantes como el de los Arquillos (que salvan el desnivel entre la parte antigua y la nueva de la ciudad), palacios renacentistas, museos como el Arqueológico o el de Arte Contemporáneo, los modernos grandes murales que decoran diversos barrios de la ciudad y un sinfín de bares y restaurantes para hacer una buena ruta de tapeo, desde los más que tiene pinchos más elaborados como el clásico Toloño, a otros con bocadillos y raciones tradicionales como el 7. Hay una gran variedad. Calles como la “Kutxi” (Cuchillería), “Zapa” (Zapatería) o “Pinto” (Pintorería) están repletas de lugares para parar a tomar algo.

EL MUSEO DEL NAIPE DE VITORIA

De los interesantes museos de Vitoria uno llama la atención a nivel mundial: el Museo del Naipe. Heraclio Fourier el gran magnate de los juegos de cartas, se instaló en Vitoria donde creó una empresa de artes gráficas. Hoy esta empresa vende juegos de naipes a casinos de todo el mundo.

El Museo cuenta con una colección de barajas antiguas, detalles sobre la historia del juego, sobre la elaboración de las cartas. Además está ubicado en un antiguo palacio muy bien restaurado. En el museo aprendemos, entre otras muchas cosas, que el origen de los naipes o cartas puede estar en China; que los árabes tuvieron su baraja en el siglo XIII, y en toda Europa estaban ya las cartas extendidas en el siglo XIV, con las variantes de “palos” o familias muy parecidas a las actuales.

La baraja española “clásica” es la de Fourier, estos son los cuatro palos:

Tener o guardar un as en la manga: ocultar una información para utilizarla en un momento determinado causando sorpresa y cambiar así una situación.
LAS FIESTAS DE VITORIA: EL CELEDÓN

Todos los años, en agosto, el auténtico Celedón Alzona dejaba su pueblo para asistir a las fiestas de la Virgen Blanca. Se convirtió en el alma de la fiesta, tanto es así que los vitorianos decidieron hacerle un homenaje: desde los años 50 del siglo XX bajan un muñeco desde la Torre de San Miguel hasta la plaza, luego una persona hace el papel del auténtico  Celedón recorriendo el resto de la plaza. Comienzan así las fiestas.

No hay fiestas sin las cuadrillas de blusas y neskak, que son asociaciones o peñas. Surgieron en el siglo XIX, cuando los chicos se organizaban en cuadrillas de amigos para las fiestas y se colocaban una blusa sobre su traje de fiesta para evitar que se manchara.

Hoy algunas cuadrillas tienen  más de 200 personas, a ellas se unen por amigos o por motivos ideológicos o gustos, ya que cada una tiene sus características. Las chicas ya son admitidas también.

Las Peñas son grupos de personas que tienen como objeto participar en fiestas, asociaciones deportivas, taurinas (de toros)… No hay fiesta en España que no tenga sus Peñas. En Vitoria se llaman cuadrillas.
EL ENSANCHE Y LA SENDA DE VITORIA

La construcción de la Plaza Nueva y los Arquillos en el XVIII, del joven arquitecto  vitoriano, Justo Antonio de Olaguíbel, fueron el enlace con la parte nueva de la ciudad, construida a partir del siglo XIX. Vitoria, como todas las ciudades grandes, tuvo su Ensanche.

Frente a la Plaza Nueva sale la Calle Eduardo Dato, que comunica con la Estación de trenes. Esta calle y sus alrededores se llenaron de nuevos edificios elegantes, nuevos bares y tiendas, como la antigua Confitería Goya, que vende sus tradicionales “vasquitos y nesquitas”.

La Senda es una ruta verde pasa por el Parque de la Florida, en el que está la sede del Parlamento vasco.

A comienzos del siglo XX las familias adineradas de Vitoria empezaron a construirse palacetes y villas en esta zona. Quedan muchas en pie.

La Villa Sofía es de 1902. Hoy es sede del departamento de museos de la Diputación Foral de Álava.

En este palacio de Ajuria Enea vive el lehendakari. El lendakari es el Presidente de la Comunidad Autónoma del País Vasco. En la actualidad es Íñigo Urkullu. Lehendakari es una palabra vasca que significa “el que ejerce de primero”.

JULIÁN ZULUETA

Julián Zulueta, de origen alavés, fue uno de los hombres más ricos de Cuba en el siglo XIX. Creó un imperio comercial con sus múltiples negocios, con haciendas de caña de azúcar, barcos… que incluían la trata de esclavos. Fue alcalde de La Habana, tuvo una inmensa influencia política. Cuando murió en 1878 dejó a sus hijos una inmensa fortuna. Algunos de ellos volvieron a Vitoria y se construyeron palacios en esta zona de moda. Uno es el Palacio de Augustín, construido por Elvira, hija de Julián Zulueta, y su marido;  actualmente  es Museo Provincial de Bellas Artes. Cerca está el palacio del hijo Alfredo, hoy está vacío, probablemente será en el futuro una casa del vino.

Los restos de Julián Zulueta están en el interesante Cementerio Histórico de Santa Isabel.

Seguimos caminando por la calle Francisco de Vitoria en honor del fraile dominico que defendió en el siglo XVI los derechos de los indios americanos.

El paseo continúa unos kilómetros hasta llegar a la Basílica de Armentia, dedicada a San Prudencio. De su origen románico quedan algunos buenos relieves.

LA TRILOGÍA DE LA CIUDAD BLANCA, son tres entretenidas novelas policíacas escritas por Eva García Sáinz de Urturi. En las tramas se mezclan elementos históricos y mitológicos. Su gran atractivo para los que viajan a ciudad es que la describe muy bien, con sus monumentos, bares fiestas y tradiciones. Se podría decir que es una mezcla de guía turística y thriller. Se han convertido en un Best Seller. Ya están rodando las versiones cinematográficas.

ALGUNAS PALABRAS Y EXPRESIONES

El condado es aquí el territorio que pertenece a un conde, el condado es también un título nobiliario.

El poblado es un pueblo o ciudad pequeña

Los cimientos son la parte de un edificio que está bajo la tierra, sobre la que se construye todo.

Concéntrico que rodea en círculo un centro.

La Colegiata o iglesia colegial, es una iglesia que tiene un “estatus mayor”, es más importante;  pero no es sede del obispo o episcopal la Catedral.

Mediático es algo que aparece frecuentemente en los medios de comunicación, con lo que se hace famoso.

Un aliciente es un atractivo, un incentivo o motivo que nos atrae a visitar o hacer algo.

Presidir aquí es tener u ocupar el lugar más importante.

un sinfín,  una gran cantidad, también decimos un montón.

Ir a tomar algo, nos referimos a tomar un café, una cerveza y quizás tomar alguna tapa. Ej: No tenía mucho tiempo pero quedé con ella para tomar algo y ponernos al día.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Abrir chat