Las Meninas es la obra más famosa de Velázquez; está en todos los libros de Historia del Arte, no solo por su técnica sino por el misterio y el efecto de ilusión óptica que hay en este cuadro aparentemente realista.

¿QUIÉN ERA VELÁZQUEZ?

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez nació en Sevilla en 1599. Con 20 años era ya un pintor conocido en la ciudad; su maestro, Francisco Pacheco, le consideraba tan bueno que no dudó en casarlo con su hija Juana para que siguiera con el negocio familiar.

La casa natal del pintor aún se conserva; tras pasar por varias manos (fue taller de los famosos diseñadores de moda Victorio y Lucchino) ha sido recientemente convertida en museo.https://casanatalvelazquez.com

Sevilla en la primera mitad del siglo XVII era una ciudad rica y bulliciosa, que tenía el monopolio del comercio con América; no es extraño que en esta ciudad cosmopolita hubiera importantes talleres de pintores y escultores. Además de Velázquez, en Sevilla vivieron y trabajaron Murillo, Zurbarán y otros genios de la pintura barroca española.

LOS TEMAS DE LA PINTURA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XVII

En la España del siglo XVII los pintores eran más considerados artesanos que artistas; trabajaban siempre por encargo. Ellos pintaban lo que los clientes pedían: la Iglesia Católica, los nobles y los reyes eran las clases pudientes que podía permitirse comprar cuadros de los mejores pintores; por lo tanto no es extraño que los principales temas de la pintura española sean la religión y los retratos.

Coincide este siglo con el estilo Barroco. En pintura el italiano Caravaggio había puesto de moda el claroscuro y el utilizar modelos reales, gente de la calle, corriente, para sus cuadros religiosos.

VELÁZQUEZ EN SEVILLA

Los cuadros de la primera etapa de Velázquez tienen un gran contraste de luces y sombras; muchos son de temas de la vida cotidiana, pero también hace retratos y temas religiosos como esta “Adoración de los Reyes Magos”.

Con una luz  fuerte destaca a los personajes principales, María y el Niño Jesús; además utiliza modelos reales, tan reales que son su propia familia: María es su esposa, el niño Jesús es en realidad su hija, el rey Mago Melchor es su suegro, Francisco Pacheco, y para algunos estudiosos el rey más joven, Gaspar, es el mismo Velázquez.

FRANCISCO PACHECO, MAESTRO DE VELÁZQUEZ

El suegro y maestro de Velázquez, Francisco Pacheco, fue un pintor muy conocido en su época; además de pintar escribió libros sobre la teoría de la pintura, en ellos dejaba claro que la pintura es arte y no artesanía: detrás de un cuadro hay siempre un trabajo intelectual, además de manual. Esto estaba ya más o menos claro en Italia, pero no en España.

Pacheco reclamó un mayor “estatus social” para los pintores; lo mismo hizo Velázquez toda su vida.

VELÁZQUEZ EN MADRID

Poco sabemos de la personalidad del pintor y de su vida privada pero imaginamos que debía de  ser bastante ambicioso; no se conformó con su vida en Sevilla, quería ir a Madrid y pintar para el rey, Felipe IV.

Felipe IV no fue un gran gobernante, dejó la política a su valido el Conde Duque de Olivares y se dedicó a lo que le gustaba: fiestas, teatro o mujeres, pero también fue un gran  entendido en Arte. Pronto Velázquez se convirtió en su pintor favorito. Los retratos ecuestres (a caballo) mostraban el poder y control del rey.

Tanto admiraba el rey a su pintor  que no quería ser retratado por nadie más que por él. Los retratos de Velázquez reflejan la personalidad del retratado maravillosamente bien.

El Conde Duque de Olivares, que era sevillano, siempre ayudó a los pintores y escultores de esta ciudad a ser introducidos en la corte. Era un hombre poderoso e inteligente, lleno de ideas,  pero al final fracasó en su intento de mejorar las cosas:  las derrotas en las guerras eran constantes; la crisis económica fue grave en el siglo XVII.

Los Borrachos o el Triunfo de Baco es un cuadro mitológico, tema nada habitual en España, pero además trata de la vida cotidiana; es una especie de fiesta en la que unos hombres de clase baja beben vino, se están emborrachando.

LA FRAGUA DE VULCANO

La Fragua de Vulcano es otro tema mitológico: el dios Apolo entra en la fragua de otro dios, Vulcano, para comunicarle la noticia de que su esposa Venus, diosa del amor, le es infiel con Marte, el dios de la guerra. Apolo no ha terminado de dar la noticia cuando todos en la fragua dejan de trabajar y reaccionan con sorpresa.

Apolo aparece claramente como un dios, no así Vulcano, que aparece como un hombre normal, esto se ha interpretado como una especie de “mensaje secreto”: Apolo es dios del arte y la ciencia, mientras que Vulcano lo es de la artesanía: Para Velázquez arte y artesanía no es lo mismo, el arte es superior y él y todos los pintores son artistas y no  artesanos.

Este cuadro lo pintó en el primero de los dos viajes que hizo a Italia, por influencia italiana las figuras aparecen mucho más idealizadas que en los cuadros anteriores. Fíjate en la diferencia entre los borrachos y los trabajadores de esta fragua.

LAS MENINAS

Las Meninas son las dos chicas jóvenes y nobles que ayudan a la Infanta Margarita, la niña rubia en el centro, la hija del rey Felipe IV. Ellas dan nombre al cuadro en la actualidad, aunque no siempre tuvo este título.

Cuando miramos el cuadro que tiene algo más de 3 metros de alto por 2,76 de ancho, (es de tamaño natural), pronto nos hacemos preguntas. Velázquez aparece a la izquierda  pintando un cuadro que es más o menos del tamaño de “Las Meninas”:

¿qué está pintando?

¿dónde están realmente los reyes que aparecen reflejados en un espejo al fondo de la habitación?

¿cómo pintó esta escena ?

¿utilizó otro espejo para pintar “Las Meninas”?

Todas estas preguntas han generado un montón de hipótesis: Velázquez está pintando a los reyes que están fuera del cuadro, en el lugar en el que estamos nosotros, los espectadores; o Velázquez está pintando “Las Meninas”, todo lo que vemos, usando otro espejo colocado enfrente de él… Es un juego complicado y fascinante que crea un curioso efecto de realidad, es una ilusión óptica; de verdad parece que estamos dentro de la habitación. El espacio cambia cuando nos movemos de un lado a otro y también cambian las luces. Es capaz de hacer algo dificilísimo: pintar el aire.

OTRAS OBRAS MAESTRAS

Velázquez murió en 1660, dejó, además de las que hemos visto, otras obras maestras como su famoso Cristo, Las Lanzas o la Rendición de Breda,  la misteriosa Venus del Espejo,  las Hilanderas, sus retratos de los enanos de la corte…, fue además de pintor, aposentador de palacio: organizaba espectáculos reales, se preocupaba de la decoración de los palacios o compraba obras de arte para el rey.

Puesto que muchos de sus cuadros estaban en los palacios reales y casi nadie los podía ver no fue realmente un pintor famoso en la Historia del Arte hasta que no se abrió al público el Museo del Prado en el siglo XIX.

Las imágenes de este artículo proceden del Museo del Prado, excepto la Venus del Espejo que está en la National Gallery de Londres.

ALGUNAS PALABRAS Y EXPRESIONES

El cuadro es una composición pintada sobre diversos materiales como el lienzo…, el pintor es el que pinta cuadros. Un pintor de “brocha gorda” es el que pinta paredes o muros.

El bullicio es el ruido cuando hay mucha gente junta hablando, riendo…

Trabajar por encargo es hacer un trabajo que alguien te ha pedido con anticipación. 

Los pudientes son los ricos y poderosos.

El claroscuro es la técnica usada en pintura en la que hay un gran contraste entre luces y sombras.

La gente corriente es la gente normal, los no pudientes y la vida cotidiana es la vida normal de todos los días.

Conformarse con es estar satisfecho, contento con algo, con lo que tenemos.

La mitología es el conjunto de mitos, historias de dioses, de una cultura. En Italia, cuna de la antigua Roma, era muy frecuente en la pintura renacentista y barroca el tema de los dioses clásicos; en España no tanto, no era muy común lo de pintar dioses y diosas desnudos, la Iglesia con la Inquisición controlaban mucho la moral en la pintura. Solamente en las habitaciones muy privadas de nobles y reyes se podían ver este tipo de cuadros, pintados casi todos por italianos.

Una fragua es el fuego donde se trabajan los metales, es también el taller donde trabaja el herrero ( el que trabaja con metales).

Generar es producir, causar .

Un montón es un conjunto de cosas colocadas unas encimas de otras, pero en lenguaje coloquial se utiliza para expresar mucha cantidad, mucho. La expresión “ser alguien del montón” es ser muy normal y corriente, no destacar.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Abrir chat