Su nombre es conocido en todo el mundo, también la gran aventura que le llevó, sin  él saberlo, a un nuevo continente; sin embargo son muchos de los aspectos de la vida de Cristóbal Colón que siguen siendo un misterio.

¿QUIÉN ERA CRISTÓBAL COLÓN?

Él nunca dio información sobre sus orígenes, los ocultaba de manera intencionada, quizás porque su familia era muy humilde, o puede ser que fuera judeo-conversa…

¿Era genovés? sí, si hacemos caso a lo que nos dice su hijo Hernando en su testamento; aún así hay teorías sobre un posible origen portugués, catalán, gallego o castellano.

Tampoco sabemos demasiado sobre sus primeros años. Debió iniciarse en el mundo del mar quizás como  corsario, aunque no hay demasiadas pruebas que lo confirmen.

Vivió en Portugal, trabajando como marino mercante para los genoveses. Allí se casó con Felipa Moniz, de familia marinera. Sus suegros tenían tierras en la isla Porto Santo, en Madeira donde Colón pasó un tiempo. Con Felipa tuvo a su primer hijo Diego.

EL MUNDO ANTES DE COLÓN

Este mapa muestra el mundo conocido antes de los viajes de Cristóbal Colón. 

Los europeos valoraban mucho el comercio con Asia (que traía seda, especias y otros productos de lujo); la ruta conocida por el Mediterráneo estaba controlada por el  Islam, en guerra continua con Europa; por eso los portugueses buscaban una nueva opción bordeando África. Colón tenía otra propuesta, aparentemente más fácil, pero más arriesgada.

EL “LOCO” PROYECTO DE COLÓN

¿Cuándo y dónde surgió su gran proyecto de llegar a Asia por occidente? Fue probablemente en los años que pasó en Madeira.  Existe un teoría según la cual Colón conoció a un navegante anónimo que estuvo en una expedición fallida a lo que sería el nuevo continente, gracias a él pudo conocer datos exactos de cómo llegar y qué ruta tomar.  ¿Es esto verdad? No lo sabemos con seguridad, pero para algunos historiadores este secreto era el as en la manga de Colón.

Tras un intento de presentar su proyecto en Portugal marchó a probar suerte en la Castilla de los Reyes Católicos.

 

En Castilla, como había sucedido en Portugal, se convocó una Junta de expertos en la Universidad de Salamanca para discutir si la idea de Colón era viable; decidieron que no. Los expertos tenían razón, ellos sabían perfectamente que la Tierra era redonda y cual era más o menos su diámetro y sabían que Asia estaba mucho más lejos de lo que Colón decía. No contaban con que hubiera otras tierras en medio.

Con o sin secreto, este hombre de pasado oscuro supo abrirse camino entre los poderosos; debía tener mucha labia, pues consiguió  entrevistarse con los reyes de Portugal  y Castilla. Fue especialmente convincente con la Reina Isabel que, a pesar de la decisión de la Junta de Salamanca, decidió apoyar a Colón con una condición: tendría que esperar a que los Reyes terminaran la conquista de Granada.  Cuando esto por fin sucedió en 1492, se firmaron Las Capitulaciones de Santa Fe en las que que Colón aceptaba que las tierras descubiertas fueran para Castilla a cambio  de una larga lista de privilegios y recompensas.

MONASTERIO DE LA RÁBIDA

Hacia 1485 Cristóbal Colón llegó al Monasterio de la Rábida en Huelva, aquí dejó impresionados a los monjes con su proyecto; al parecer fue uno de ellos Antonio de Marchena, el que le puso en contacto con miembros de la Corte de Isabel la Católica. La Reina sabía que era importante encontrar una nueva ruta para comerciar con Asia, pues ya Portugal llevaba en eso una gran ventaja desde hacía años.

Cuando por fin los Reyes dieron luz verde al proyecto de Colón, éste comenzó a reclutar marineros en Palos de la Frontera, no fue fácil: el viaje era demasiado peligroso e incierto. Por fin, gracias a Alonso Martinez Pinzón y sus hermanos, que eran marinos de mucha reputación en Palos, Colón consiguió poner en marcha su primer viaje con dos carabelas y una nao, la Pinta, la Niña y la Santa María.

LOS VIAJES DE CRISTÓBAL COLÓN

No fueron fáciles los viajes colombinos. El Diario de Colón nos da información detallada de la dura vida en los barcos,  de la incertidumbre y  los motines, hasta que por fin llegaron a tierra.

A la vuelta de su primer viaje fue recibido en Barcelona por los Reyes Católicos con todos los honores,  pero a partir del segundo las cosas se complicaron, cayó en desgracia, tuvo que defenderse de acusaciones graves y luchar para que los Reyes mantuvieran lo prometido en las Capitulaciones de Santa Fe y es que Colón fue un gran aventurero y explorador pero como gobernador fue un fracaso.

Desde su primer viaje buscó como loco el oro y las riquezas de las que hablaba Marco Polo en su libro escrito un par de siglos antes, pero no las encontró por ningún lado, así que (para amortizar la aventura) decidió conseguir beneficios explotando la tierra y a los indios como mano de obra, cosa que dejó a la reina Isabel horrorizada.

Murió en Valladolid en 1506, dos años después de su principal apoyo, Isabel la Católica. 

Este cuadro de Dióscoro Puebla del siglo XIX muestra a  Cristóbal Colón y sus marineros tomando tierra por primera vez en tierras americanas. Junto a él hay un religioso con una cruz. Esto es significativo, pues uno de los objetivos de la Reina Isabel, además de la importante ruta comercial y las riquezas, era llevar la “verdadera fe”, el cristianismo, a las nuevas tierras.

El primer viaje de Colón fue bastante complicado. La Santa María se hundió y varios marineros tuvieron que quedarse en las nuevas tierras. De camino a España fuertes tormentas estuvieron a punto de hacer naufragar a las dos carabelas. Colón prometió ir a visitar a la Virgen de Guadalupe (en Extremadura) para darle las gracias si le ayudaba a volver vivo. Gracias a él y otros aventureros extremeños el culto a la Virgen de Guadalupe es muy popular, todavía hoy, en América Latina, especialmente en México.

LA TUMBA DE COLÓN

¿Dónde están los restos de Colón? La respuesta es otro misterio, pues oficialmente están en varios lugares: Sevilla, Santo Domingo y quizás la Habana. Primero estuvo enterrado en la Cartuja de Sevilla, de ahí lo trasladaron a Santo Domingo, a la Catedral, luego pasó a la Habana, y de nuevo a Sevilla, esta vez a la Catedral. Pero hay quienes dicen que nunca llegó a salir de Santo Domingo, y que los restos que viajaron a Sevilla vía la Habana eran los de su hijo.  Los especialistas no se ponen de acuerdo.

¿HÉROE O VILLANO?

Polémico es el legado colombino; durante mucho tiempo ha sido considerado un héroe: por toda Latinoamérica y España se levantaron estatuas y monumentos en su honor; hoy sin embargo las cosas están cambiando, ya no se ve tanto su faceta de  explorador aventurero  sino su labor de explotador de la población indígena, con lo que ha pasado de ser uno de los peores villanos de la Historia.

En realidad era un hombre de su tiempo, un tiempo en el que, desgraciadamente, el comercio de esclavos era habitual; que sin duda cometió grandes errores, pero que tuvo el mérito de lograr el proyecto de su vida, a pesar de todas las dificultades y peligros.

Después de Cristóbal Colón fueron muchos otros hombres a las nuevas tierras, ya no había tanta incertidumbre en los viajes,  pero sí peligros; pocos años después, un italiano, Américo Vespucio, dio nombre al nuevo continente. 

En la Plaza de Colón de Madrid no solo está la estatua de Colón, sino un monumento dedicado a las carabelas y la nao del primer viaje colombino. Cada una de ellas tiene los nombres de los marineros que llegaron a América.

ALGUNAS PALABRAS Y EXPRESIONES

El judeo converso era el judío convertido al cristianismo, las familias de origen judeo-converso estuvieron siempre  en el punto de mira de la Inquisición, por eso muchos trataban de ocultar sus orígenes judíos

El corsario es el que tiene una “patente de corso”, es decir un permiso de su gobierno para atacar barcos de las rutas comerciales de un país enemigo. Si no tiene esta patente de corso, es un pirata. La piratería significa hoy la falsificación, la venta de copias de productos ilegales.

Algo fallido es algo que no ha salido bien, el verbo es fallar.

Tener un as en la manga es ocultar una información que nadie conoce, para utilizarla en el momento oportuno, normalmente por sorpresa,  para poder conseguir algo.

Naufragar es cuando una embarcación se hunde en el agua.

Un proyecto es viable cuando puede realizarse, que tiene muchas probabilidades de poder llevarse a cabo

Tener mucha labia es tener una buena capacidad de comunicar, de convencer.

La incertidumbre es el no saber qué va a pasar, el no tener la certeza de algo

El motín es la rebelión contra un poder. La persona que participa en un motín es un amotinado.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Abrir chat